El programa de mentores de Vía Código pone en contacto a programadores reconocidos de todo el mundo con los estudiantes de nuestro proyecto. Busca presentar a los estudiantes las puertas que abre el mundo de la programación, y los pone en contacto con profesionales que no los juzgan por su pasado, sino que buscan ayudarlos a salir adelante.

Leonardo, Graduate student, Computer Science, Boston

¿Cómo crees que la programación Web puede ayudar a los jóvenes de VC a cambiar sus vidas?

No es raro escuchar que la programación es una suerte de “LEGO para adultos”. Esto no está tan lejos de la realidad, pero con una excepción importante. Cuando uno juega con LEGOs, las piezas vienen ya hechas y uno está limitado a armar estructuras con las piezas pre definidas. En cambio, con un lenguaje de programación uno puede, no solo conectar piezas, sino construir piezas nuevas. De esta manera, aprender a programar es lo mismo que aprender a analizar, planear, diseñar, decidir, construir. Más que eso, aprender a programar es aprender a fallar. Programar es difícil, a veces de maneras obvias y otras veces de maneras más sutiles. Aprender a programar es acostumbrarse a que las cosas salgan mal, aprender a lidiar con la frustración, y aprender a encontrar soluciones. Así, la programación depende de habilidades tanto ingenieriles como personales e interpersonales. Honestamente creo que aprender a programar le puede cambiar la vida a cualquiera, y especialmente a los viacoders.

¿Qué es lo que más te emociona de ser mentor para Vía Código?

Lo que me emociona es que puedo conectar con mi país, con mi gente, y aprender de personas que han tenido experiencias distintas a la mía. Todos venimos del mismo sitio, pero terminamos en lugares diferentes, y si por una u otra razón uno de esos destinos es considerado mejor que el otro, me gustaría ayudar a aquellos que no tuvieron la misma suerte o las mismas oportunidades.

¿Que es lo más valioso que has aprendido de la programación?

Leí mi primer libro de programación a las 13 años y conseguí mi primer trabajo como programador a los 19; me tomó seis años de estudios, igual o más de lo que dura una carrera universitaria. Así, lo más importante que aprendí es que por más capo que uno sea, y por más motivado uno esté, las cosas toman tiempo y dedicación.

¿Qué piensas de la metodología de Vía Código como agente de cambio?

Creo que Via Código tiene el potencial de cambiarle la vida a muchas personas. La propuesta puede parecer radical, pero a mí me parece precisa. Es común descartar las habilidades de personas con libertad restringida, pero Via Código está apostando por ellos de una manera en que pocos lo harían. Espero que encuentren la manera de crecer y espero poder contribuir en lo que pueda como mentor.

Si deseas formar parte de nuestra comunidad a través del programa de mentores de Vía Código, escríbenos a mentores@viacodigo.com